Compartir
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+
Compartir por Email

 

¿Has pensado alguna vez en qué pasaría si en vez de seguir pagando una renta, te animaras a comprar una casa? Puede que te sientas muy cómodo en este momento, pagando la renta, teniendo suficiente dinero para gastar e incluso para ahorrar.

O tal vez  piensas que rentar es desperdiciar dinero. Sea cual sea tu situación es necesario que analices las opciones; de esta forma será más fácil encontrar la que mejor se adapte a tus necesidades.

Llegas a cierta edad en la que pensar en tu futuro se vuelve una prioridad; analizar cómo gastas tu dinero se convierte un punto clave. Muchas veces creemos que es mejor pasar una vida entera rentando y ahorrando pequeñas cantidades de dinero en el banco. Lo cierto es que si decidieras invertir en la compra de una propiedad, al terminar de pagarla tus ahorros incrementarían.

¿Rentar o comprar una casa? Esa es la cuestión

Al enfrentarte a esta difícil decisión debes ser lo más coherente a la posición económica en la que te encuentras. Toma en cuenta que el pago de una hipoteca es en un promedio; es un pago vigente por 15 años. Por otro lado la renta suele ser menor y no incluye ningún tipo de interés.

Estando en este tipo de decisiones es recomendable que uses un principio económico llamado Price to rent ratio, el cual te puede servir como referencia para saber si el gasto de la renta es tu mejor opción.

Por ejemplo, Luisa paga seis mil pesos al mes de renta. Está pensando en comprar un departamento que cuesta un millón de pesos. ¿Cómo saber qué es mejor para Luisa? La respuesta se obtiene multiplicando por 12 los seis mil pesos que paga mensual, cuyo resultado es de setenta y dos mil pesos.  Divides el millón de pesos entre los setenta y dos mil y el resultado es de 13.88

Si el resultado final es mayor a 20, el principio sugiere que es más conveniente rentar que comprar, pero si el resultado es menor a 15 quiere decir que te conviene más comprar una casa que seguir pagando una renta mensual.

¿Qué aspectos debo considerar?

Es importante que consideres la plusvalía de la zona, es decir, la viabilidad, los servicios cercanos como escuelas, tiendas, supermercados, etcétera. También debes tomar en cuenta el tiempo que vivirás ahí: si luego decides mudarte, podrás poner en renta tu propiedad y sacarle máximo provecho. Además, al comprar una vivienda, deberás pagar impuestos. Considera ese gasto y ¡claro! Toma en cuenta  si la casa es nueva o usada.

Recuerda: el Price to rent ratio es sólo una referencia. Es importante que analices detenidamente cada uno de los factores que arriba mencionamos, organices tus finanzas y determines los pagos que debes hacer cada mes para saber con exactitud de cuánto dinero dispones para pagar una propiedad.  

Esta no es una decisión que se tome a la ligera, pero por algún lado debes empezar. Afortunadamente, existe Tu Cantón, la plataforma de asesoría inmobiliaria que te ayudará a en cada paso de este camino. Realiza el cálculo con algunas de las casas y departamentos que tenemos disponibles, descubre qué es mejor para ti y ¡atrévete a soñar!

Tiny URL para esta entrada:
 

Publicado por Smartup

Dejar una respuesta